domingo, 4 de marzo de 2018

Lineal de subida al pico Mofrechu desde el collado Igena


Ruta realizada el día 30 de Agosto del 2015

Nuestra última ruta en tierras asturianas y con el agobio del veraneo casi concluido, pero "c´est la vie"

Teníamos pensada esta última ruta por dos motivos, uno, por ser otra elevación de las que son obligatorias realizar por sus vistas y ubicación, además de considerarse una clásica y dos, por tratarse de una ruta rápida y de menor esfuerzo, como culminación a nuestra estancia en el Norte.

Procedentes de Cangas de Onís y por la autonómica AS-114, a la altura de Corao, nos desviamos por la comarcal AS- 340, que nos conducía hacia Igena y Riensena, entre ambas localidades, aproximadamente sobre el Km 11 desde el desvío de la autonómica, aparcamos el coche en un lateral de un camino  que allí confluía. Camino por el que caminamos hacia el pico, durante un larguísimo trecho.

Curiosamente, estuvimos en este mismo punto en dos ocasiones ese día, ya que en el primer intento de hacer el Mofrechu, nos comenzó a llover y nos desbarató el proyecto, bajamos hacia Vidiago, compramos algunos quesos, curiosamente el dueño es del Sur, creo recordar de Jaén o Córdoba, no recuerdo bien, pero su mujer asturiana y allí terminó.

Viendo que el día se aclaraba y mejoraba, no lo pensamos mucho y otra vez para arriba, a intentarlo.

Así, que en este segundo intento, con mochilas a la espalda y botas de montaña en los pies, iniciamos esta ruta, desde el mismo collado Igena, junto al carril hormigonado en su inicio, con vallado laterales a ambos lados y en pendiente. Desde un principio fue ascendente, aunque suave.



Pasamos una verja con un mataburros en el suelo, para que no lo atraviese el ganado, continuamos ascendiendo por el carril, ahora de tierra y dejamos a nuestra izquierda algo más abajo la majada Entrellendes.



Se nos abrió longitudinalmente el valle del río Zardón, en cuyo fondo se solapaban multitud de sierras, con una elevación a modo de almena, muy singular, desconozco su nombre, pero no me importaría subirla, je, je..


La subida desde el lugar elegido de inicio, no presentaba dificultad, ni posibilidad de pérdida, ya que en todo momento íbamos por un carril, donde cualquier vehículo, podría pasar. Las vistas eran profundas y amplias y cualquier conocedor de las diferentes sierras de alrededor, las podría identificar, para mí, sólo representaban límites superpuestos sobre el horizonte. Una bellísima estampa.




Trazado marcadísimo, e incluso monótono, pero con magníficas vistas. Una preciosa sobre los Picos.
Teníamos al Norte la vertiente del pico de Cabeza Rasa, que junto por la que nosotros caminábamos, formaba el valle por el que en su fondo discurría el río Riensena.






Alcanzamos la Collada Felguerina y luego a Vega La Fuente, donde había muchas vacas tumbadas rumiando. El propio camino describía un arco que envolvía a Majada Hueses, casas muy próximas al camino.






Aquí se volvió más pendiente el trazado, aunque muy cómodo de caminar "era una autopista hormigonada de nuevo". a continuación alcanzamos Vegamayor, una zona con una laguna estacional,  una balsa de agua, brañas o pastizales y recintos, apriscos, para meter al ganado, así como una especie de monolito con una placa en homenaje al guarda Rubén López Cueto.










Ya se divisaba claramente nuestro objetivo de hoy, para ello, proseguimos por el claro carril y pasado el último aprisco, nos fuimos fijando a nuestra derecha, hasta dar con un senderillo (me creía que en esta ruta no iba a caminar por ellos) que zigzagueando, nos fue aproximando a la cumbre.










Nos encontramos con multitud de belenes, no tengo información, del porqué de esta costumbre, pero estaba plagados de ellos.




El poste geodésico era otra especie de piolet metálico con su buzón.



Las vistas sobre la desembocadura del Sella, la playa de Ribadesella, impresionantes, y de toda la porción de costa cantábrica que podíamos observar.

Hacia el interior y a todo nuestro alrededor, seguían siendo magníficas.






Resguardados del viento fresco que corría en la cumbre, nos comimos las frutas y bocatas. Aunque disponía de track para acercarnos al Joyadongu, preferimos gozar y otear las magníficas vistas, incluido los piraguistas que pasaban remando  por el Sella, que tirar hacia la siguiente elevación, sin tener claro de la existencia de un sendero marcado que nos atravesase cómodamente la superficie vegetal, principalmente pinchosa, que nos separaba de él, incluida también la bajada del mismo hasta Collada Felguerina.



Así, que como se trataba de nuestro último pico en Asturias, nos lo quisimos tomar con calma. El regreso lo hicimos por el mismo lugar de ida, salvo la bajada de la ladera del Mofrechu, donde hicimos una pequeña circular, aunque sinceramente, creo que la subida fue más cómoda y directa.






De regreso en el coche, nos encontramos con un delgado y escuálido zorro, que se nos cruzó en nuestro camino, nos dio pena el no tener nada que ofrecerle para comer.


DATOS DE INTERÉS DE LA RUTA:




Si quieres el track de la ruta, pincha sobre el siguiente enlace:

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/lineal-de-subida-al-pico-mofrechu-desde-el-collado-de-igena-23047652



NOTA:

Con este blog solo quiero dejar constancia de algunas de las salidas que hago, normalmente acompañado de mis amigos, por las Sierras por las que me muevo. Sólo pretendo aportar mi experiencia personal, en el momento puntual de realizar mis itinerarios, que como comprenderéis pueden ser cambiantes en cuanto a climatología y estaciones del año y no es mi intención que las explicaciones, comentarios y fotos que acompañan a cada una de las entradas de este blog sirvan de guía para otros montañeros, ya que no tiene por qué ser ni la mejor opción de ruta, ni las mismas condiciones del tiempo, ni tampoco los tiempos empleados.
Deseo que os guste, sea de vuestro agrado y os sirva la información.

Gracias por vuestra visita.

No hay comentarios :

Publicar un comentario